Entrevista exclusiva con: SILVIA CERES (Astróloga Argentina)

Astrología Entrevistas

Por astr. Carlos Dum / Buenos Aires, Argentina – Natural de Buenos Aires, se dedica desde 1980 a la consultoría astrológica, y a la docencia en cursos regulares y seminarios de especialización. Desde 1995 despliega una actividad intensa a través de Gente de Astrología-GeA: edita una revista astrológica electrónica, decana de las publicaciones por Internet y a partir de 1997, organiza anualmente el Encuentro entre Astrólogos (Buenos Aires, Argentina).

Sobre Silvia

En el año 2001, GeA fue reconocida en Argentina y España por su labor de difusión de la Astrología en el mundo de habla hispana.

Participó como expositora y jurado en diversos congresos:

  • Bogotá (1999; 2009)
  • Buenos Aires (1982 y 1997 en adelante)
  • Madrid (2001)
  • Salta (2006)
  • Río de Janeiro (2007, 2008 y 2009)
  • Porto Alegre (2010)

Editó los libros:

  • Astrología Infantil, la carta natal de un niño (Abulafia Ediciones, 1996)
  • Astrología, Trabajo y Crisis (Abulafia Ediciones, 1º edición 2004; 2º edición 2009)
  • Astrosociología, sincronía de los ciclos planetarios (Editorial Kier, 2005)
  • Fernando Pessoa. Poesía, heterónimos y Astrología (Abulafia Ediciones, 2007)
  • Escritos sobre Astrología Infantil (Abulafia Ediciones, 2010)
  • Y numerosos artículos en publicaciones de Argentina, Brasil, Colombia, España, Francia, India, México y Uruguay.

Ahora Silvia responde a nuestra entrevista:

P.- ¿A que signo y ascendente zodiacal perteneces y como crees que ha influido en tu vida profesional?

R.-Sol en Géminis, Ascendente en Aries. Al primero le debo la perpetua inquietud intelectual. Al segundo, cierta fascinación por los desafíos. Si bien es una combinación de movimiento continuo -a veces un tanto agotadora- creo que me permitió avanzar y no quedarme instalada en el primer logro alcanzado.

P.- ¿Qué te motivó a editar la revista digital GeA y que esperas de la misma?

R.- Llevamos ya 18 años de edición ininterrumpida. Sin duda, independizarnos del papel, nos dio libertad para elegir los artículos sin depender de la cantidad de páginas, así como poder llegar a cualquier lugar del mundo, ahorrando las dificultades de la distribución. Cuando comenzamos, Internet no tenía el alcance masivo de hoy, por lo tanto fuimos creciendo al ritmo de la tecnología.
Lo que esperamos –antes y ahora- es ofrecer una tribuna abierta a múltiples abordajes astrológicos. Autores nuevos, miradas diferentes, aportes novedosos, rescate de viejos artículos olvidados. En fin un abanico de expresiones con el fin de acrecentar el conocimiento y el intercambio de ideas del colectivo astrológico.

P.- ¿Porque recomiendas que los padres conozcan principalmente las cartas astrales de sus hijos?

R.- Porque se acompaña mejor el crecimiento cuando se conoce la individualidad del niño. Esto permite acrecentar los talentos naturales y subsanar ciertas deficiencias.
Fui maestra de niños con dificultades de aprendizaje y tuve la experiencia directa de los enormes avances logrados cuando se quita al niño de las expectativas estandarizadas y se lo reconoce como sujeto único.
Por otro lado, trabajar con el grupo familiar, permite comprender mejor la dinámica en que se desarrolla el crecimiento del niño. Pensarlo como un ser en situación grupal –la familia- pero a la vez como un individuo que modifica y es modificado por el entorno.

P.- ¿Cuándo será el próximo encuentro o congresos de astrólogos en Buenos Aires organizado por ti, tienes fechas estimada?

R.- Hemos resuelto hacer un paréntesis. Después de 15 años de tarea exitosa, estimamos necesario reformular tanto la organización como los contenidos. En este periodo, la explosión de los medios de comunicación, han cambiado la relación con el conocimiento y estamos intentando ofrecer a futuro un congreso adecuado a los nuevos tiempos.

P.- De tus obras literarias: ¿Cuál es la que te costó o dificultó más para su publicación y porque?

R.- La primera versión de Astrología Infantil. Las editoriales consideraron que no era un tema interesante. Por esta razón, elegimos realizar una versión electrónica que se vendió muy bien y nos abrió un camino como editores.

P.- En pocas palabras ¿como es la vida de una astróloga profesional?, ¿se puede vivir de esta actividad únicamente?, ¿cual es el principal apoyo que  ha prestado tu esposo en la actividad astrológica?

R.- Hace 30 años que me dedico exclusivamente a la docencia y la consultoría astrológica. Los primeros tiempos fueron un tanto inestables, pero poco a poco fui afianzándome en la profesión.
En cuanto a mi vida, no todos los días son iguales, pero en general mantengo una rutina. Me levanto temprano, dedico las 2 primeras horas a leer o escribir, luego me aboco a las labores cotidianas. Atiendo a partir de las 10 horas, interrumpo al mediodía y retomo por la tarde hasta las 21 horas aproximadamente.
En cuanto al apoyo de mi esposo, además de ser un interlocutor fantástico para planear y comentar actividades profesionales, es quien se ocupa de la parte tecnológica de nuestro sitio.

P.- A tu criterio: ¿Qué futuro le espera a la astrología en el mundo y cual será su rol dentro de la sociedad?

R.- Entiendo que ganará cada vez más espacio, en tanto los astrólogos nos comprometamos a producir seriamente material variado y de calidad.

P.- ¿Se puede considerar la praxis astrológica como un arte adivinatorio?

R.- No, considero a la Astrología un maravilloso lenguaje que permite ordenar en un contexto de sentido los múltiples fenómenos de la realidad.

P.- ¿Que piensas del proyecto de formar una Confederación Latinoamericana de Astrología propuesta  recientemente en Mar de Plata?

R.- No poseo información al respecto, pero en principio todo lo que apunte a unificar los esfuerzos individuales me parece un propósito loable.

P.- ¿Pueden los astros darnos luces sobre la situación socio-económica de Sur América para lo que resta de año?

R.- Habría mucho para decir sobre el tema. Hasta principio de 2016 seguiremos bajo la tensión de la cuadratura de Urano en Aries y Plutón en Capricornio. Dicho sencillamente: Aries es el punto del equinoccio (igualdad entre la noche y el día), mientras que Capricornio es el momento del solsticio (mayor desigualdad entre el día y la noche). De manera qué; el panorama presenta una lucha intensa entre los principios horizontales de mayor equidad y los intereses autócratas de los núcleos de poder.

P.- ¿Hay muchas expectativas sobre tu futura visita a Venezuela organizada por la FEVA, que piensas de esto?

R.- Espero estar a la altura de las expectativas.

De esta manera concluye la entrevista en la ciudad de Buenos Aires de una de las astrólogas, docente, conferencista y escritora más famosa del cono sur.

Astróloga Silvia Ceres y su entrevistador Carlos Dum, Director de la revista Universo Nueva Era, SRL

Revista Digital UNIVERSO Nueva Era

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *