LA ASTROLOGÍA Y SU ENFOQUE PSICOLÓGICO NEPTUNO… Magia y Misticismo – Adicción y Locura

Articulos Astrología


Por astr. Carlos Dum / Caracas, Venezuela – Para la década de los cincuenta el psicólogo Carl Jung y el físico-filósofo L.L.Waite, ante la mirada atónita de sus colegas de la época, admiten la práctica personal de sus conocimientos astrológicos como herramienta profesional alternativa. Desde entonces nace un “concepto distinto” basado en la correspondencia analógica de la astrología con respecto a la psicología, que enfoca el estudio de la personalidad a través del Mapa Astrológico Natal llamado: “Astrología Humanística”, que es lo que hoy conocemos también como “Psicoastrología”. Este “nuevo concepto” intenta comprometerse más con la verdadera esencia del conocimiento interior del ser humano; que con la práctica manipuladora de las predicciones. No obstante, para el año de 1975 en Estados Unidos se publica un manifiesto emitido por la sociedad científica de entonces dónde se considera la Astrología como una pseudociencia. A partir de ese momento y hasta nuestros días se ha tejido una polémica entre los que apoyan o no, la praxis astrológica como herramienta válida para determinar diagnósticos de la conducta.

A pesar de todo, el análisis de la personalidad humana mediante el estudio de los astros no es nada nuevo, ya que en los tiempos de Claudio Ptolomeo (año160 dC) expone un manifiesto con gran amplitud sobre las características, interrelación e influjo de los astros sobre los humanos llamada “Tetrabiblos”. Estos conocimientos son interpretados mediante símbolos que con el tiempo se han profundizado en la psique colectiva de las civilizaciones adoptándolo como acervo cultural de la humanidad. El 23 de septiembre de 1846 es descubierto por el astrónomo Johann Galle un planeta de apariencia gaseosa y de color blanco azulado el cual llamaron NEPTUNO en honor al Dios de los mares entre los romanos y que los astrólogos no dudaron en relacionarlo con las abstracciones, la irrealidad, aislamiento, vicios, misticismo, espiritualidad y al psiquismo inconsciente.

Las transformaciones o metamorfosis de sí mismo en la manera de pensar, actuar y vivir son inspiradas por este planeta en referencia a su posición en las Casas y los contactos con los Planetas Personales según las apreciaciones y estudios desde su descubrimiento. Es por esta razón que los analistas de hoy conciben a Neptuno en su estado negativo principalmente como influencia perturbadora en la capacidad para establecer límites y factor discordante para la correcta orientación en el mundo real, por su facultad de crear fantasías obsesivas. Por el lado positivo una aparente inclinación hacia el mundo espiritual y la convicción interior de la idealización religiosa vinculándonos con la conciencia colectiva de la fe y el perdón.

LAS CONFUSIONES DE NEPTUNO.-

Estas se debaten en sus tres amarras:

Las amarras del Médium.- Son liberadas a través de los sueños y las premoniciones.

Las amarras del Místico.- Las liberan a través de los conceptos religiosos y los temas espirituales.

Las amarras del Esquizofrénico.- Las liberan a través de las posesiones y visiones.

NEPTUNO EN DOS PLANOS.-



Desde el Plano Material; en este sentido se establece una condición sana de la propia realidad permitiendo percibir del medio, la impresiones y los estados de ánimo debido a una sensibilidad extrema.

Desde el Plano Astral; que no es otra cosa más que el estado inmaterial de la existencia en el que los pensamientos y emociones asumen una realidad virtual. Este plano desconoce las fronteras del tiempo y el espacio que gobierna el plano material, y asume una condición psíquica capaz de viajar a través de distintas dimensiones o lugares distantes. Se dice que las personas que han estado bajo una fuerte tensión física o emocional como un peligro inminente, los que han estado al borde de la muerte o los que experimentan sueños profundos y pesadillas son inducidos a este plano.

INTERPRETACIÓN DE ALGUNAS POSICIONES Y ASPECTOS DE NEPTUNO.-


Neptuno bien configurado en Casa Cuatro.- Facultad para las actividades mediúmnicas o psíquicas. (Siempre que mantenga un orbe de cinco grados con respecto a la Cúspide de la Casa.)

Neptuno mal configurado en Casa Cuatro.- Incapacidad para identificarse con los padres. Visiones, pesadillas, miedos e inseguridad. (Sobre todo en la infancia).

Neptuno en Casa Tres.- Facultad para la Psicología.

Neptuno en Casa Cinco.- Mal configurado; Inclinación a algún vicio.

Neptuno en Casa Nueve.- Facultades para el sacerdocio, religión y filosofía.

Neptuno en discordia con el Sol.- Personalidad fácil de seducir.

Neptuno en discordia con la Luna.- Síntomas de ansiedad (Miedo al futuro).

Por otro lado existe una perspectiva espiritual y psicológica de los Tránsitos que nos ayudan a prevenir, corregir y aprender de las experiencias que vivimos mediante los desplazamientos, fundamentalmente el de los Planetas Externos (Saturno, Urano, Neptuno y Plutón). El cual señalan los períodos profundamente significativos de nuestras vidas en los que efectuamos cambios de conducta en nosotros y ante nuestro medio ambiente. De manera que el estudio de los Tránsitos como proceso psicológico sería fundamental como medida de salud preventiva y de crecimiento interior.

astr. Carlos Dum

Revista Digital UNIVERSO Nueva Era

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *